martes, 6 de abril de 2010

Origen De La Criminalistica


Lo anterior permite establecer que las investigaciones policíacas se empezaban a guiar científicamente, pero con un porcentaje considerable de empirismo, donde se usaba la intuición y el sentido común y lógicamente no se obtenían resultados muy satisfactorios. Pero todos estas investigaciones y pesquisas empíricas, adquirieron un nombre propio que les dio el más ilustre y distinguido criminalista de todos los tiempos, el Doctor en derecho Hanns Gross, “denominándole el padre de la Criminalística”, en Graz, Austria. En 1892 dada a conocer mediante su obra: Manual del Juez, todos los Sistemas de Criminalística. El Doctor Hanns Gross nació en Graz Austria en 1847, fue juez de Instrucción en Stejermark y Profesor en Derecho Penal en la Universidad de Graz, y por primera vez fue quien se refirió a los métodos de investigación criminal como Criminalística. La elaboración del Manual del Juez, le tomo veinte años de experiencia e intensos trabajos, en donde hizo orientaciones que debe reconocer la instrucción de una averiguación para la aplicación de la técnica del interrogatorio, el levantamiento de planos y diagramas, utilización de los peritos, la interpretación de escrituras, conocimiento de los medios de comunicación entre los participantes de un mismo delito par el reconocimiento de las lesiones, etcétera, siendo en general un manual útil para los jueces en el esclarecimiento de cualquier caso penal. El contenido científico del Manual del Juez, se desprende que el Doctor Hanns Gross, en su época constituyo a la Criminalística con las siguientes materias: Antropometría, Argot Criminal, Contabilidad, Criptografía, Dibujo Forense, Documentoscopia, Explosivos, Fotografía, Grafología, Hechos de Transito Ferroviario, Hematología, Incendios, Medicina Legal, Química Legal e Interrogatorio.

• Conceptos de criminalística


Criminalística Etimología La palabra Criminalística deriva del vocablo Crimen, que deriva del Latín Crimen. Inis: Delito Grave Ista, del griego iotrís da origen a las palabras que indican actitud ocupación, oficio, habito, como optimista, oculista, alpinista, etcétera. Ica del griego Ixrí, forma femenina de los adjetivos acabados ixos, ixu, ixov, la cual lleva siempre sobre entendido el sustantivo réxun: arte, ciencia, con el que concuerda el genero, número y caso. Significa "lo relativo a", "lo perteneciente a", "la ciencia de", etcétera. En concreto y salvo verificaciones la etimología grecolatina de Criminalística, seria la ciencia que se ocupa del crimen y como ciencia natural multidisciplinaria resumen sus conocimientos a través de las disciplinas científicas que la constituyen para alcanzar en la practica un objetivo común: "investigar técnica y científicamente hechos presuntamente delictuosos, identificar a sus autores victimas y demás involucrados, señalar los instrumentos utilizados y sus manifestaciones, reconstruir la maniobras que se pusieron en juego y aportar elementos de prueba a los órganos que procuran y administran justicia"(Luque, O. 1987). Definición Se ha definido la Criminalística de acuerdo con el autor Gisbert citado por Montiel como "una disciplina científica que estudia los indicios dejados en lugar del delito, con el propósito de descubrir la identidad del criminal y las circunstancia que concurrieron en el hecho delictuoso" Desde un punto de vista amplio se puede considerar como el conjunto de procedimientos aplicables a la investigación y el estudio de un crimen para llegar a sus respectivas pruebas. En un sentido más restringido se define a la Criminalística como la disciplina que mediante la aplicación de los principios de las ciencias naturales y sus técnicas tienen como objeto el reconocimiento, la identificación e individualización de las evidencias físicas o materiales con el fin de determinar si un hecho es delito, cómo se cometió y quién lo cometió. Tanto en el sentido amplio como en el restringido la Criminalística está íntimamente ligada con el fenómeno crimen y tiene como base el hecho de que el criminal deja huellas en el lugar. Las investigaciones siempre incluyen la tarea de obtener y evaluar la información no teniendo importancia el tipo o propósito final de la misma. El proceso de investigación se debe considerar en términos del obtenido y no de la evidencia, esta evidencia puede ser física o indiciaria material. Gran parte de la información que se consigue no es aceptable desde el punto de vista legal, sin embargo, los rumores, informes confidenciales y similares son de gran valor ya que indican el modo de conocer la evidencia aceptable.

Finalidad

Por medio de sus expertos y su objetivo formal cumplen con una triple finalidad: “ Auxilio de inmediato”, con asesoría en el lugar de los hechos, a la Policía Judicial y al agente de la Fiscalía, a fin de tomar nuevas decisiones de acción para la consecución de las investigaciones. “ Emite dictámenes periciales en cualquiera de sus disciplinas científicas”, para auxiliar a los órganos investigadores y jurisdiccional, cuyos elementos pueden ser útiles para el ejercicio o desistimiento de la acción penal o para tomar las resoluciones judiciales respectivas. “Participa en diligencia ministeriales y judiciales”, tales como inspecciones ministeriales, inspecciones judiciales, reconstrucciones de los hechos o escena del crimen y juntas de peritos, e interviene con terceros peritos de discordia a efecto de opinar parcialmente sobre el caso en concreto.

Características

La Criminalística es una ciencia que conduce al conocimiento de una gran variedad de circunstancias delictivas y se extiende a tres áreas características:

1. La búsqueda de los indicios.
2. transformación de estos en prueba.
3. consecuencia de su objetivo: demostrar la culpabilidad o inocencia de un sujeto determinado.

Para que podamos entender que es Criminalística debemos comprender para ello, que dicha especialidad conlleva a los conceptos de Peritos y Peritaje ambos muy arraigados con la misma y estrechamente unidos con : "La Administración y presentación de las pruebas, lo cual ha sufrido curiosas variaciones según las épocas. En tanto que el antiguo derecho exigía del Juez el establecimiento de pruebas legales, en las que la principal era la Confesión, proba probatissima o reina de las pruebas, que tenía como consecuencia la tortura, en el procedimiento penal moderno desempeña un papel primordial la prueba testifical" ( Locard Edmon 1954). Pero los continuos avances en las disciplinas científicas que constantemente renuevan y reforman sus planteamientos a través de nuevos paradigmas en constante crecimientos, han ido cambiando de similar modo esta apreciación de la prueba, es por ello que a comienzos de la segunda mitad del Siglo XX, Edmond Locard, en su Manual de Técnica Policiaca ( 1954) , nos plantea que: "....por una serie de investigaciones contemporáneas está demostrado que la testificación jamás es una prueba absolutamente cierta y no porque todos los testigos carezcan de sinceridad sino porque es muy raro que ellos hayan visto perfectamente bien lo que más importaba ver y sobre todo que se acuerden exactamente de lo que vieron. En especial es muy difícil obtener de un testigo un dato preciso, y es más difícil todavía hacerle indicar con exactitud una hora, una fecha sobre todo, si los hechos no son recientes." Finalmente, gran número de testigos desfiguran a sabiendas la verdad, por temor, por afección, por interés o por deseo de que hablen de ellos; eso sin contar los enfermos, histéricos, mitómanos y otros, y los niños que aportan falsos testimonios a veces muy peligrosos. Con frecuencia puede suceder también que no haya ningún testigo en algún asunto y no se debe olvidar que los testigos más interesantes a menudo aquellos que más trabajo cuesta descubrir o hacer que hablen, ya sea porque han sido cómplices, ya porque tengan lazos de amistad o consanguineidad con el culpable, o bien porque les disgusta verse mezclados en una investigación criminal. Es con motivo de todos estos casos mencionados que se hace necesario buscar en otra parte las pruebas. De ese modo se ha llegado a preferir más que la prueba testifical, " EL INDICIO" y entre los indicios , los que han sido obtenidos mediante la aplicación de Los Métodos Científicos, ( Edmond Locard, 1954). Según este planteamiento de Edmond Locard, nos vemos remitidos a una disciplina, la cual remonta su origen a fines del siglo pasado con la publicación del famoso libro : "El Manual del Juez", publicado el 01 de enero de 1893, por su autor el Juez austriaco, el Dr Hans Gross de Graz, cuya versión en español para Latinoamérica fue publicada en 1900 en México. En esta magna obra este documento jurista compila los diversos conocimientos técnicos - científicos que colaboran con la investigación en torno a los delitos en su época; otorgando así a este cúmulo de conocimientos el nombre de " Criminalística", concepto que se ve avalado por su importante trabajo intelectual, donde nos plantea que: " Si en todos los tiempos los Jueces de Instrucción , Los Fiscales , los agentes de la policía judicial y en una palabra cuantos cooperan al fin jurídico penal han necesitado de obras de consulta que los ilustre sobre determinadas ciencias que pudiéramos llamar auxiliares como lo son las médicas y las antropológicas, ya que el juez en ninguna parte y mucho menos en nuestro país, se le puede exigir que sea omnisciente y que reúna un caudal tan vasto de conocimientos que abarquen en toda su extensión las de diversas y aún opuesta índole que reclama la difícil y abstrusa misión que se le encomienda; si en todos los tiempos han sido necesarias repetimos obras de esta naturaleza para el jurisconsulto y aún para el funcionario ajeno a esta profesión, tal necesidad se siente doblemente en los momentos actuales, en que, con el procedimiento acusatorio hoy vigente, se entabla una lucha de habilidad entre el Juez y el Criminal ( en Chile en este siglo XXI será entre el Fiscal y el imputado). Lucha que se verifica con armas desiguales, toda vez que el delincuente ha podido antes y después de cometer el delito, utilizar cuantos medios le sugiera su astucia e instinto de conservación para burlar la acción investigadora del estado y eludir la pena; en tanto que el juez, con los datos incompletos que le suministra el hecho realizado se ve en la necesidad de despejar la incógnita del proceso, que cuidadosamente ocultan, de un lado la fatalidad y de otro los esfuerzos del criminal, razón por la que, le es indispensable suplir estas deficiencias, no sólo por el impulso poderoso de su talento, sino también por los consejos de la experiencia, propia o ajena, que a esta tendrá que acudir en defecto de la primera, ya que sin ella rara vez podrá llevar a término feliz la empresa que la sociedad le confía". Así se creó con el nombre de Criminalística un modo de presentar la prueba en todo proceso penal y que consiste "En el análisis sistemático de las huellas dejadas por el Culpable". Tal análisis implica el conocimiento de datos químicos y biológicos y abarca aquello que ya antes se esperaba del médico legista y del perito químico. Comprende también cuestiones originales, como lo son la comprobación in situ, el examen pericial de documentos escritos para tomar huellas digitales y de toda clase, la identificación de los reincidentes, etc. Pero esta incipiente disciplina creciente en el tiempo, recibió diversos apelativos, producto del enunciado de sus contenidos a través de conceptos distintos como por ejemplo: "Policía Científica, Técnica Policial, Ciencia de la Policía judicial, Policía Judicial Científica y Disciplina Técnico - Científica, debido a la estrecha unión del mundo Científico con el ámbito de la Pesquisa Policial o Policiología en la búsqueda de la verdad en la Investigación jurídico - policial. Sin embargo, todas estas denominaciones se resumirán en los años posteriores en " Policía Científica" y "Técnica Policial", ello motivado por la creación de Laboratorios Policiales donde funcionaron estos científicos, para terminar definitivamente asumiendo su denominación final y actual de " CRIMINALÍSTICA", concepto destinado a definir y englobar a una naciente disciplina destinada a cumplir : " La Investigación Criminal a través de métodos científicos y técnicos, retomando así definitivamente el nombre original que le dio el
Juez Austriaco HANS GROSS DE GRAZ, considerado en la actualidad el Padre de la Criminalística.

Etapas de la Criminalística:

La Criminalística, tiene tres etapas por las cuales atraviesa hasta que llega a la actualidad: todas ellas aplicadas a los cuerpos policíacos del mundo entero aún cuando su inicio se dio en Francia, las cuales podríamos explicar de la siguiente manera: Etapa empírica: En la región de Tebas, en Egipto, se descubrió un papiro que contenía el primer antecedente de acta informativa de robos de tumbas y las medidas para tratar de evitarlos.
Asimismo se conoce el caso de Daniel, un personaje bíblico, que decidió mostrarle al rey de la región en que vivía que quienes aprovechaban las ofrendas, eran los sacerdotes y sus familias, lo que le atrajo la desconfianza del mismo. Para demostrar sus acusaciones, regó cenizas alrededor de la ofrenda, sin que se enteraran los sacerdotes y sus allegados, por lo que al anochecer éstos llegaban a ellas por un pasaje secreto, y en la oscuridad se llevaban todo, aprovechando que conocían el lugar y no necesitaban alumbrarse, lo que no les permitió ver las cenizas y marcaron las huellas de sus pies, dejando al descubierto el engaño. En ésta etapa, la brutalidad de las penas impuestas a los delincuentes eran extremas hasta llegar a la mutilación y la muerte. Hasta éste momento fue muy poca la confianza en los procesos intuitivos, inductivos y deductivos pues en ocasiones eran alterados y mezclados con la magia y le religión. Etapa equivoca: Esta etapa se distingue porque la policía, en la lucha contra la delincuencia utiliza el método del servicio de confidencias, “El soplón” y aplica los métodos rutinarios adquiridos en cien años de experiencia del alma de los malhechores. Existe una alianza e intercambio de servicios, entre la policía y la delincuencia, ejemplo: En Francia Eugenio Vidoc, se le veía como Jefe de la Policía luego Jefe de ladrones, según las alternativas de su vida, era entonces pues los policías “Delincuentes con Placas” Etapa científica: Desde el siglo XVII facultativos ilustres se han venido ocupando del problema que la identificación de los delincuentes planteaba. Ellos, con sus observaciones, contribuyeron a resolverlo. Marcelo Malphigi (1665), describió los variados dibujos formados por las crestas papilares. J. A. Purkinje (1823) señala en su obra “Comentatio de Examine Tisiológico Organi Visuset Sietematis Cutanei”, el valor identificativo de los dibujos papilares. Henry Faulds (1879), del hospital de Tsukiji, Tokio, afirmo que las impresiones dactilares eran un medio más seguro de identificación que la fotografía, en virtud de que los dibujos papilares no variaban durante toda la vida; además señalo el valor identificativo de las huellas dactilares encontradas en el lugar de los hechos. Los meritorios trabajos de Florence (1885), Frecon (1888) y Forgeot (1891), de la tradicional Escuela de Medicina Legal de Lyon, señalaron la necesidad de examinar las impresiones digitales en los casos de peritación judicial. Los anatomistas Feré, Testut y Varigni recomendaron determinados sistemas para clasificar las impresiones dactilares. Lecha Marzo, Eugenio Stockis y Rodríguez Ferrer apuntaron el uso de las impresiones palmares con fines identificativos. Otros sistemas de identificación fueron propuestos por los estudiosos de la Medicina, a saber: el Capdevielle, basado en la descripción del ojo y de la región orbitaria: el de A. Bert y de Ch. Vianny, fundado en las características de la cicatriz umbilical; el de Israel Castellanos el cual estableció la formula dentaria; el de Emilio Vellabrum, fundamentado en las características propias de las uñas; el de J. Yacoel, basado en las características del trazo electrocardiográfico; el de Salvatore Ottonlenghi, fundado en las características psicológicas de los individuos; finalmente el de Levenshon, fundamentado en las características de los roentgenogramas. También a los médicos forenses les corresponde el mérito de haber iniciado el examen de la evidencia física encontrada en el lugar de los hechos. El autor del voluminoso libro “Hsi Yuan Lu”, publicado en China, en 1248, recomendaba registrar e investigar minuciosamente el lugar del delito. Ambrosio Paré (precursor de la cirugía), Paolo Zocchia, Orfila, Devergie, Casper, Lacassagne, Hofmann, Brouardel , Thoinot, Balthazard., destacaron el valor reconstructivo e identificativo de los inicios. A través de la historia diversos autores han intentado enmarcar teóricamente el ámbito de esta disciplina, definiendola según el ámbito de trabajo de la misma, tenemos por ejemplo a: A) BALTHAZARD : La policía científica que estudia el conjunto de recursos que la ciencia pone a disposición de la policía y los magistrados encargados de descubrir los crímenes y delitos, de reconstruir el mecanismo según el cual han sido perpetrados, de encontrar, identificar y confundir, con pruebas materiales, a los autores. B) ENRIQUE DE BENITO : La Policía Judicial Científica es el conjunto de principios y procedimientos prácticos, encaminados a lograr la reconstrucción del delito, sus móviles y sus contingencias y a la captura e identificación de los delincuentes implicados en su ejecución, a fin de poner a estos al alcance de los tribunales de justicia, para que puedan proclamar el castigo sobre la base de los hechos reconstruidos. Como se aprecia ambas definiciones se refieren a ; "La Policía ", ya sea Científica o Judicial Científica, motivados ante el hecho que muchos de los precursores de esta disciplina, giraban en torno a la Policía, como funcionarios, colaboradores, y asesores, quienes fueron realmente los que dieron el cuerpo a esta disciplina como lo fueron : a ) Marcelo MALPIGHI : Quien estudio y observó los relieves papilares de las yemas de los dedos y palmares. b) ORFILA : que sentó las bases de la Toxicología, continuada por Ogier, en 1872 disciplina que auxiliaba a los jueces a esclarecer ciertos tipos de delitos, en los cuales los venenos se utilizaban frecuentemente. c) ALLAN PINKERTON : 1866, pone en práctica a la fotografía criminal, para reconocer a los delincuentes : Crea en París el Servicio de Identificación Judicial, en donde ensaya su método Antropométrico, dado a conocer en 1885 y adoptado en 1888. d) AMBROSIO PARE : Inicia los estudios que dan inicio a la Medicina Legal, continuado por Paolo SCHIAS en 1651. e) JUAN VUCETICH : Organiza un gabinete de Identificación Antropométrico. Utiliza la Antropometría y las huellas digitales de ambas manos creando así, la ficha decadactilar (1891). Pero como ya he manifestado la Criminalística ha evolucionado a través de la historia tanto en conocimiento como en sus definiciones, dentro de las cuales citaremos a : I. NICEFORO : Es la aplicación de los conocimientos a la investigación del procedimiento criminal , encaminados a determinar la parte que un individuo u objeto tiene en el asunto criminal del mismo. II. MORENO GONZÁLEZ: Es la disciplina que aplica fundamentalmente los conocimientos, métodos y técnicas de investigación de las Ciencias Naturales en el examen del material sensible significativo relacionado con un presunto hecho delictivo con el fin de determinar en auxilio de los órganos encargados de administrar justicia, su existencia o bien reconstruirlo, o bien señalar y precisar la intervención de uno o varios sujetos en el mismo. III. RODRÍGUEZ MANZANERA LUIS : Es el conjunto de conocimientos aplicables a la búsqueda, descubrimiento y verificación científica de un delito en particular y del presunto responsable de este. IV. LÓPEZ REY ARROJO: Es la disciplina auxiliar del Derecho Penal que se ocupa del descubrimiento y verificación científica del delito y del delincuente. Como se aprecia a simple vista la totalidad de estas definiciones coinciden en que Criminalística; es la aplicación de conocimientos, pero que estos son aplicados a través de un "método científico," que posibilitan verificar la existencia de un delito, osea, su fin de acuerdo con Sodi Pallares, Palacios Bermúdez y Gutiérrez Tibor en su obra La Criminalística y su importancia en el Campo del Derecho, 1970, consiste en el descubrimiento del delito, del delincuente y de la víctima a quién perjudico el delito. Y para llegar a él se basa en la Investigación científica del hecho delictivo para demostrar así su existencia y real método de realización. Proceso el cual no es nada de simple y que no descansa en la existencia de una persona dentro de un área, sino que en lo más importante y fundamental; LA EXPERIENCIA, considerando como tal , no a la preservación en el tiempo de un individuo en una determinada disciplina sino a la cantidad de trabajos realizados en ella aplicando metodologías y técnicas de acorde con el conocimiento científico tanto nacional como internacional, el cual es uno solo y universal. Es imprescindible por tanto no olvidar que; el que se inicia en la investigación, no percibe las posibles áreas de estudio que le rodean porque no ha desarrollado lo más importante que es: El Dr. HANS GROSS; quién se refirió por primera vez a los métodos de investigación criminal, por ello es considerado el Padre de la Criminalística, en su magna obra "EL MANUAL DEL JUEZ", hizo orientaciones que debe reconocer " La Instrucción de una averiguación para la aplicación de la técnica del interrogatorio, el levantamiento de planos y diagramas, utilización de los Peritos, la interpretación de escrituras, conocimiento de los medios de comunicación entre los participantes de un mismo delito para el reconocimiento de las lesiones, etc Constituyendo a la Criminalística con las siguientes materias : Antropometría, Argot Criminal, Contabilidad, Criptografía, Dibujo Forense, Documentoscopía, Explosivos, Fotografía, Grafología, Hechos de tránsito ferroviario, Hematología, Incendios, Medicina Legal, Química Legal e Interrogatorio. Reconociendo así, la LABOR DE LOS PERITOS , dentro de esta disciplina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada